Hoy en día vivimos en una sociedad donde nuestros valores y preferencias cambian continuamente. Estamos acostumbrados a vivir cambios en nuestro entorno y lo mismo pasa en el mercado, que cambia constantemente. El Coolhunting te permite aprovechar estos cambios para detectar nuevas oportunidades y amenazas de negocio, a la vez que también te permite detectar si crecen nuevos nichos de mercado. Si quieres aprender más sobre este concepto, consulta nuestro Máster en Coolhunting y Nuevas Tendencias en Moda.

¿Qué es el Coolhunting?

El Coolhunting se puede traducir como «caza de tendencias». Es un término utilizado en el mundo del marketing y la publicidad que básicamente investiga las tendencias de nuestra sociedad. Por esto, los cazadores de tendencias deben detectar los «brotes de tendencia» cuanto antes, así podrán ayudar a las empresas y a los profesionales a adaptarse a ellas. De esa manera, se consigue que las empresas sean más competitivas e innovadoras en el mercado. En la última década la palabra Coolhunting se ha convertido en una herramienta clave para distintos sectores, empresas y también consumidores. A todo el mundo le interesa ser el primero en cazar una tendencia por tal de diferenciarse y ser más competitivo.

Ventajas que aporta el Coolhunting en una empresa

Muchas empresas pueden pensar que no es necesario utilizar la practica de Coolhunting en su empresa porque piensan que ya es lo bastante competitiva. La verdad es que es muy necesario aplicarla por tal de que la empresa se encuentre adaptada al entorno tan cambiante que existe actualmente.

Existen algunas ventajas que el Coolhunting aporta a las empresas:

  • Si las empresas son conocedoras de las nuevas tendencias pueden aprovecharlas para sacar partido comercial y económico.
  • Cada nueva tendencia tiene un segmento de consumidor, el cual podemos aprovechar para “explotarlo” económicamente hablando.
  • Nos permite convertir las amenazas en oportunidades y minimizar su impacto en la empresa
  • Innovar y crear nuevos conceptos en marcas, productos o negocios.
  • Hacer coincidir las innovaciones de la empresa con las tendencias sociales.
  • Convertirnos en líderes de innovación.

Vemos que el Coolhunting puede aportar una gran ventaja competitiva a las empresas, porqué permite saber con antelación lo que va a demandar el mercado y anticiparte a la competencia.

Los distintos tipos de Coolhunters

Los Coolhunters, también llamados cazadores de tendencias, se dedican a investigar el mercado y sus cambios. Podemos agruparlos en distintos segmentos:

  • Los innovadores: son los primeros en adoptar la innovación, es decir, son consumidores que se atreven a tomar riesgos, ya que nadie les asegura que la tendencia va a disponer de los resultados que se esperan.
  • Los primeros adoptadores: son los más rápidos, después de los innovadores, en adoptar una nueva tendencia. Resultan ser algo más prudentes que los innovadores.
  • Mayoría temprana: cuando ya se ha descubierto la tendencia y ya es conocida por la mayoría de la sociedad, este grupo son los siguientes en adoptar la nueva tendencia. Lo hacen porque ya han recibido buenas opiniones de la tendencia por parte de los otros grupos y confían en ellos.
  • Mayoría tardía: no son muy fanáticos de la innovación y solo adoptaran la tendencia cuando esta ya tenga éxito global en el mercado.