¿Has oído hablar de la micropigmentación? Se trata de una técnica que está de moda, ya que se aplica como maquillaje permanente. Concretamente, consiste en agregar puntos de pigmento en la piel para conseguir una sombra gradual y definir la forma de ciertas zonas del rostro. El resultado es similar a lucir, por ejemplo, una ceja maquillada con una sombra de ojos o lápiz, pero mucho más natural. Por lo que, si quieres qué es la micropigmentación y cómo aplicarla, sigue leyendo este post. Y recuerda que puedes estudiar el máster en micropigmentación para profundizar tus conocimientos en este área de la estética y la belleza.

¿Qué es la micropigmentación y para qué sirve?

La micropigmentación es el tratamiento estético que que busca embellecer, corregir o mejorar determinados rasgos del rostro, como las cejas o los labios, de forma instantánea y duradera. De esta manera, la micropigmentación es una técnica perfecta para mejorar tu estética y para cubrir imperfecciones a través de un proceso sencillo, asequible y que además, tendrá un efecto claramente visible instantáneamente.

Por otro lado, también es una excelente solución si deseas lucir un aspecto impecable recién levantada y para disimular ciertos defectos de la piel. En definitiva, es una alternativa muy parecida a un maquillaje semipermanente.

Pros y contras de la micropigmentación

A modo de ventajas, estas son las principales:

  • Un tratamiento duradero. Es un proceso rápido y fiable. Con este procedimiento, ahorrarás tiempo, ya que no necesitarás retocar tus cejas. Asimismo, gastarás menos en maquillaje.
  • Para hombres y mujeres. Al tratarse de cejas, es una zona que requiere un análisis previo, ya que no todas las pieles, tonos y vellos son iguales.

A modo de inconvenientes, estos son los principales:

  • Reacciones alérgicas. Algunos problemas pueden suceder después de la micropigmentación, ya que a algunas personas les causan reacciones alérgicas.
  • Hinchazón en la zona afectada. La zona tiende a enrojecer e hincharse. Los resultados se notan al instante, pero las cejas sufren igual que cuando vas a una esteticista.
  • Efecto durante un par de años. La micropigmentación desaparece en unos años. Por lo tanto, piénsatelo bien antes de decidirte micropigmentar alguna zona de tu rostro.

Qué técnicas de micropigmentación se utilizan y cómo se aplican

La micropigmentación se realiza con una herramienta llamada dermógrafo. El dermógrafo está formado por una aguja que va realizando movimientos recíprocos. La aguja entra y sale de la piel mientras deposita el pigmento mediante microperforaciones. Los pigmentos se aplican en la capa más externa de la piel para que el tratamiento sea efectivo.

Hoy en día se usa una innovadora técnica a modo de rellenador de espacios para esas zonas donde ya no crece el pelo o lo hace de una forma irregular. El tratamiento consiste en introducir pigmentos naturales mediante la aguja comentada con el objetivo de dibujar o delimitar una zona específica. Las zonas a micropigmentar de forma permanente o semipermanente suelen ser los labios, los ojos y las cejas.

En definitiva, es importante que te informes previamente de todas las posibilidades de la migropigmentación y de las mejores opciones para ti. Por eso, no dudes en ponerte en manos de un experto en el sector o si lo prefieres, puedes formarte con el máster online en micropigmentación y enfocar tu futuro profesional hacia este área de la belleza y la estética.