Cada pieza de ropa es un mundo y, como tal, deben reunir características que las hagan únicas e inigualables. Una de estas características son las telas o el tipo de tejido con el que está fabricada. Desde seda y lana hasta algodón, felpa… Hay muchos tipos de telas que podemos combinar entre sí para hacer de nuestra vestimenta toda una seña de identidad. Si quieres ser un/a experto/a en tipos de tejidos y telas y fabricar tus propias piezas de ropa, échale un vistazo a nuestro Máster Experto en Tejidos y Telas.

¿Por qué hay que escoger las telas adecuadas?

La elección de un tejido no es una decisión que se tome a la ligera. Cada género tiene sus características y un/a buen/a diseñador/a debe conocerlas para escoger cuál es el más adecuado en cada caso. Utilizar una tela errónea puede dar lugar a una pieza de ropa incómoda, que se estropea rápido o nada funcional para la época del año que sea.

De las fibras y los hilos del material con el que está fabricada la ropa dependen muchas cosas. La suavidad, la flexibilidad y la elasticidad. Asimismo, también la frescura de la prenda o su calidez, la caída o el vuelo. Lo más importante, por otra parte, es el uso que se le dará a esa vestimenta. Si la tela utilizada se compone de fibras finas y ligeras, como la seda, será una pieza de ropa fresca y suave. Por lo contrario, si utilizamos un hilo grueso y compacto, probablemente habremos fabricado un jersey ideal para el frío invierno.

Sin embargo, actualmente se fabrican piezas con tejidos que no se corresponden a lo que estábamos acostumbrados a ver. Chanclas con «pelito», zapatillas de terciopelo o tops cortos de verano de lana. Esta dinámica ha hecho replantearnos la utilidad de muchas novedades que salen al mercado. Muchas de las marcas más conocidas de moda diseñan sus piezas únicamente basándose en parámetros estéticos y no funcionales. La vestimenta ha dejado de ser una necesidad básica y se ha convertido en una seña más de identidad, con la que podemos mostrar nuestra creatividad y atrevimiento al mundo.

A continuación, conoceremos los tipos de telas más utilizados y su principal uso, más allá del que nosotros/as queramos darle como artistas de la moda.

Algodón

El algodón es uno de los tejidos más populares y es utilizado para elaborar multitud de prendas. Su origen es vegetal y se utiliza para fabricar camisetas, tops, jerséis finos, pantalones, vestidos… Sus fibras son suaves al tacto, y la conservación del material es muy buena. Es un tejido económico y multifuncional, lo que lo convierte en una de las telas más seguras y ergonómicas. Con el algodón también fabricamos denim, o el tejido típico de los vaqueros; así como satén, utilizado normalmente para la lencería o la ropa de dormir. Su tacto es muy suave y sedoso y la tela en sí es brillante.

Lino

El lino es uno de los tejidos de origen vegetal con mayor calidad y resistencia que el algodón. Esta tela aguanta altas temperaturas y es fresco y ligero. A pesar de su alta calidad, no tiene mucha elasticidad y puede llegar a deformarse. Es una de las telas más antiguas que existe.

Lana

La lana es un tejido animal que se obtiene del pelaje de las ovejas. Es una tela muy cálida e ideal para el invierno. Además, es muy resistente y elástica. Hay lanas que si no están bien pulidas pueden causar picazón en la piel, lo que resulta algo incómodo. Normalmente, cuando ocurre esto es porque se trata de lana sintética. La lana verdadera suele tener un coste más elevado, pero su calidad es mucho mejor.

Seda

La seda es un tejido animal que se obtiene de los gusanos de seda. Es una de las telas más transpirables, ligeras y cómodas, pero también una de las más caras. Es un tejido un tanto complicado de lavar, pues es muy delicada y puede estropearse fácilmente. La seda más cara proviene de China, y los maestros que la trabajan utilizan técnicas muy sofisticadas para tratarla.

Piel

Este último tejido procede, como indica su nombre, de la piel de animales. Por ello, actualmente genera mucha polémica. Muchas marcas han optado por elaborar sus productos con piel sintética para evitar la pérdida de ventas debido al auge del vegetarianismo y veganismo, así como la protección de animales que, a causa del uso de su piel para fabricar prendas o accesorios, están en peligro de extinción. Hay numerosos colectivos que realizan campañas de concienciación para evitar que se sacrifique a muchísimas especies de animales por esta causa. Puede ser que, por este motivo, a pesar de por su alta calidad, sea una tela tan cara.

Ahora que conoces las características de las telas más utilizadas, podrás elaborar prendas de ropa combinando los tejidos entre sí y creando looks únicos y rompedores; piezas de ropa con multitud de texturas, que sean cómodas, prácticas y, por supuesto, bonitas.